lunes, 7 de noviembre de 2011

Fuego

Ojos traviesos, sonrisa sensual, dime lo que de mí quieres y te daré en qué pensar... Si lo que buscas es serio yo te lo puedo dar pero si buscas algo pasajero... también yo puedo jugar... Pero si con fuego decides jugar te puedes llegar a quemar. Tal vez sea un peligro, pero si no te arriesgas nunca sabrás lo que pudiste ganar. Puedes tomarme en serio o sólo querer jugar, pero te advierto que si el fuego decides probar, las consecuencias te pueden disgustar... Todo o nada, tú sabrás lo que en mí quieres encontrar...

Deseperación

Desesperada te busco en la noche, agudizo mis sentidos tratando de encontrarte... Pero no, ya no estás. Miro el hueco vacío que dejaste en mi cama... Un torbellino de ideas revolotea en mi cabeza mientras la lluvia cae. Salgo al patio, a pesar de la tormenta; ojalá ella fuera capaz de borrar tu huella. Te amo al calor de mis recuerdos, es todo lo que tengo... Un beso fugaz en mis labios es lo que me queda, noches de ternura convertidas en cenizas del ayer y un sueño muerto... Al menos me hubieras dejado memorizar tu rostro una última vez, a pesar de que estás grabado a fuego en mi memoria... Es una tontería... Fui demasiado ingenua al pensar que tú me amabas como yo lo hacía, pero en los cálculos fallé y ahora tú te fuiste sin mirar atrás... Y aun desesperada tengo la certeza que no quiero que te vayas, pero tu ausencia tan tangible me demuestra que nada te detuvo. ¡Con qué facilidad te fuiste y escapaste de la realidad!

Tú, mi poesía

Poesía son tus ojos que me miran cada día.
Poesía es tu boca que me besa con ternura.
Poesía son tus brazos que me toman con firmeza.
Poesía es tu voz que me estremece cada amanecer.
Poesía son tus caricias, tan suaves como el viento en primavera.
Poesía es tu sonrisa que ilumina mi camino.
Poesía es tu pelo, cascada de azabache y brillo de obsidiana.
Poesía son tus manos, artesanas de mi cuerpo.
Poesía es tu aroma que me sigue en cada sueño.
Poesía es tu mirar que hipnotiza mis sentidos.
Poesía es tu piel, mezcla de cobre y chocolate.
Poesía es tu cuerpo, tan perfecto como el sol.
Poesía eres tú que me acompañas en cada pensamiento...

Cuando cae la noche

Cuando cae la noche y el viento con fuerza me abraza, siento tus labios tan frescos y suaves en mi frente.
Cuando cae la noche y las flores nocturnas liberan su perfume, tu aroma de madera y azafrán se desprende de mi almohada.
Cuando cae la noche y la luna me envuelve en su luz, siento tus brazos tan firmes y tiernos alrededor de mi cintura.
Cuando cae la noche y miles de luciérnagas su danza comienzan, tus ojos de obsidiana me miran desde la oscuridad.
Cuando cae la noche y la niebla empieza a espesar, siento tu presencia muy cerca de mí con total claridad.
Cuando cae la noche y la magia nos imbuye, es entonces cuando te vuelves parte de la realidad.

jueves, 12 de mayo de 2011

El Objeto de mi Anhelo

Tú, mi sueño mi pasado... Tú, mi vida, mi recuerdo... Tú, objeto de mi anhelo, guardián de mi corazón. Con cada suspiro de mi pecho, te quiero; con cada pensamiento nocturno, te espero; la luz de mi mirada cambia cada vez que te veo. Mil latidos, mi corazón se vuelve un colibrí, vuela hasta tu pecho y abraza tu corazón. Contigo vivir la vida quiero, contigo estar se vuelve el mayor de mis anhelos. Tú calmas mi sed, tú controlas mis latidos, tú sobrepasas mis deseos... Es que vivir sin ti es un tormento, mi corazón no sabe guardar silencio.
Ser parte de ti es algo sagrado, quererte es parte del pasado. Ahora en mi presente te tengo
y en mi futuro te espero; tu amor es la cura perfecta, tu amor mi vida de color llena.
Cariño angelical por ti yo siento, déjame ser parte de tu alma; mi alma soñadora te desea, mi sensualidad de mujer te anhela; despierta mis deseos con la ternura de tus besos, encuentra mi alma con la dulzura de tus palabras, sé parte de mí, tú eres lo que mi alma necesita.
Tú, la luz en mi universo, tú, el ángel que vela por mis sueños; conoces la esencia de mi persona y estremeces cada fibra de mi ser...
Teje mis sueños de princesa enamorada, pide a la luna que cumpla tus deseos, convierte mi vida en ese cuento de hadas que te enamora cuando te leo; quiéreme sin descanso y sin medida, penetra en mis sueños, quédate como el mayor de mis anhelos...

05.05.2010

miércoles, 2 de febrero de 2011

Tan sólo

Me cansé de soñar tu regreso, me cansé de luchar desde el comienzo, estoy harta de esperar... Lo que tenga que pasar, pasará, sin importar cuánto intente evitarlo. Pero, ¿sabes qué? Quiero que suceda... No me importa que mañana ya no estés, sólo quiero que duermas conmigo esta noche... Quiero volvera sentirte, verte, tocarte, acariciarte, besarte, amarte en silencio. No sé, dejar que el pasado y el presente vuelvan a mezclarse... Sólo quiero revivir un poco lo que alguna vez fue, incluso si ya no es o ya no vuelva a ser... El tiempo se detiene, apaga la luz y déjame sentir. Los sueños se confunden con la realidad, te encuentras recostado junto a mí, susurrándome al oído, tu aroma penetra en mi nariz y la magia comienza a envolvernos... No tengo dudas, no tengo temor, los miedos se esfuman porque siento tu cariño. Hemos dejado de existir, te siento en mí, es tu turno de sentirme... Somos uno mismo... Repitamos el momento, siente cuánto te quiero, ven aquí y dime lo que sientes... Es lo único que pido, es lo único que quiero... Sólo eso...

miércoles, 5 de enero de 2011

Delirio Nocturno

Sutilmente te apoderas de mis sueños, tu presencia se pierde en un laberinto de recuerdos; yo misma pierdo la noción de mi ser, te fundes en mí sin ser conciente de lo que provocas. Sólo soy un alma soñadora que extraña tu esencia en la almohada; la luna se refleja sobre el fantasma que dejaste en mi cama. Apaga la luz y apodérate de mis pensamientos, dame otra noche de tierna pasión, llena mis pulmones de tu aliento y déjame beber de tus labios la miel. Sé el dueño de éste, mi dulce delirio, pues yo ya soy esclava de éstas, tus suaves caricias. Porque cada vez que sueño contigo, la razón no tiene entrada en mi cabeza, y muchas veces, desearía no despertar. Mi sueño es un mundo, donde la magia fluye con libertad, donde todo es tan perfectamente imperfecto entre nosotros... en donde sólo nos dejamos guiar por nuestro amor. Al menos en mis sueños serás eterno; yo no sé el porqué, pero no puedes escapar de ahí y yo no quiero esconderme de esa bella irrealidad.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Sólo un beso

Beso mágico y real, profundo y superficial, dulce y pasional. Beso sublime, trascendente y ligero, travieso y verdadero. Un beso capaz de llevarte a la locura, tocar el paraíso, alcanzar las estrellas, sentir el fuego, beber del cielo. Beso que que dé vida y quite el aliento, suave y salvaje, que sea eterno y fugaz al mismo tiempo... que sea todo y nada a la vez.
Un beso de noche y océano, de lluvia y arcoiris, de chocolate y malvavisco. Beso... Pasión, ternura, dolor, inocencia, entrega, inexperiencia... Mezcla de sentimientos que crean una chispa que enciende el fuego devorador del amor...
Beso infinito, cercano, robado; beso engañoso, traicionero, de juego; beso ardiente, intenso, sincero; beso que llega al centro del ser. Beso y beso, con miedo o con seguridad, beso tranquilo o beso violento, beso que quema y beso que hiela... Un beso que sea todo y nada a la vez.
Beso inquieto, inconsciente, perpetuo... Beso risueño, delicado y brutal al mismo tiempo...
Si quieres, dame ese beso que estoy pidiendo; une tus labios con los míos y hazme sentir que no existe nada más; enciérrame en una burbuja de deseo, bésame como si no hubiera un mañana, dame ese beso eterno que quisiste una vez. O, al menos, déjame darte un beso que sepamos que será el último, para poder dejar mi alma en él, déjame besarte una última vez par que sientas mi amor como nunca antes, sólo un beso delirante, sólo un beso te pido.
Sólo un beso que me haga sentir mujer...

domingo, 28 de noviembre de 2010

The Last Goodbye

Sei Glücklich mein Lieber... Genieß dein Leben, wie du es schon weisst; und auch die Liebe, die du anfangen zu fühlen hast...
Vergiss unsere Geschichte nie, denn ich es nie vergessen wird, bzw. kann, und vergiss auch nicht, die große Liebe, die ich für dich fühlte... Du warst echt mein ein und alles, und ich würde für dich mich selbst aufopfern ((oder mein eigenes Leben zu geben))...
Jetzt geh' ich weg, sonst würde ich mein eigenes Glück nie finden...
Ich liebe dich für immer und ewig mein Sonnenschein...
Tschüss!!
ps.: hoffentlich es hat dir mein Geschenk gefällt, ich hab mit meinem ganzen Herz geschrieben... Es war voll schön, alles zu erinneren...
noch mal, ich soll mich noch einmal verabschieden, also....
Aufwiedersehen!!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Noche solitaria

"Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido" - Pablo Neruda
Pero tan largo, que no le veo el fin... Si olvidarte pudiera; pero es que... recordar es volver a vivir... Mas eso no me basta, no se vive sólo de recuerdos, debo aprender que a tu lado hay alguien más y yo debo buscar a alguien que te supere, aunque preferiría que tú volvieras junto a mí. En noches solitarias como ésta, es cuando más te pienso... ¿Pensarás alguna vez en mí? ¿Revivirás todas las noches lo que hubo algún día? Llámalo cariño si quieres, pero yo... yo prefiero llamarlo amor...
Porque mientras la luna brilla con hermosura, yo sólo puedo ver la luz de otra luna, hace ya más de un año; mientras las estrellas me observan con sus luces traviesas, me transporto a días donde yo misma era traviesa; mientras camino por el centro con algunos amigos, siento tu mirada fija en mí mientras corro tras las palomas... Ya no puedo comer helado sin rememorar una tarde en las Tepoznieves, ni caminar por el Zócalo sin reírme al recordar lo feliz que me hacía perseguir burbujas...
La brisa nocturna me envuelve, su soplo me revive y el rocío de la mañana se confunde con mis lágrimas. Es que mi corazón no ha dejado de buscarlo; a él, tan sólo a él... Aunque el quiera a otra, ¡eso a mí no me importa! Por nublada o estrellada que esté la noche, por mágico que sea el atardecer, él no está conmigo... Yo lo amaba y tal vez, sólo tal vez, él me quiso un poquito. Me quería cuando era traviesa e inocente, o cuando lloraba por algún ser querido, me escribía corazones en la ventana; y yo lo amaba... lo amaba por mil y un razones que ya no vale la pena decirlas, salvo que lo amaba porque siempre supe que estaría ahí para mí, aun cuando los kilómetros nos separaran, porque con él aprendí lo que era ser mujer...
Cariño, amor... Al final, aunque no es lo mismo, viniendo de él era sublime. Y yo lo quería cada día más... Su cariño era mi fuerza constante, y mi amor por él era mágico e inigualable.
Y esta noche, aunque duela recordar el paraíso en el que viví, espero que ésta sea la última noche que le escribo...

Páginas vistas en total