miércoles, 5 de enero de 2011

Delirio Nocturno

Sutilmente te apoderas de mis sueños, tu presencia se pierde en un laberinto de recuerdos; yo misma pierdo la noción de mi ser, te fundes en mí sin ser conciente de lo que provocas. Sólo soy un alma soñadora que extraña tu esencia en la almohada; la luna se refleja sobre el fantasma que dejaste en mi cama. Apaga la luz y apodérate de mis pensamientos, dame otra noche de tierna pasión, llena mis pulmones de tu aliento y déjame beber de tus labios la miel. Sé el dueño de éste, mi dulce delirio, pues yo ya soy esclava de éstas, tus suaves caricias. Porque cada vez que sueño contigo, la razón no tiene entrada en mi cabeza, y muchas veces, desearía no despertar. Mi sueño es un mundo, donde la magia fluye con libertad, donde todo es tan perfectamente imperfecto entre nosotros... en donde sólo nos dejamos guiar por nuestro amor. Al menos en mis sueños serás eterno; yo no sé el porqué, pero no puedes escapar de ahí y yo no quiero esconderme de esa bella irrealidad.

Páginas vistas en total