lunes, 7 de noviembre de 2011

Deseperación

Desesperada te busco en la noche, agudizo mis sentidos tratando de encontrarte... Pero no, ya no estás. Miro el hueco vacío que dejaste en mi cama... Un torbellino de ideas revolotea en mi cabeza mientras la lluvia cae. Salgo al patio, a pesar de la tormenta; ojalá ella fuera capaz de borrar tu huella. Te amo al calor de mis recuerdos, es todo lo que tengo... Un beso fugaz en mis labios es lo que me queda, noches de ternura convertidas en cenizas del ayer y un sueño muerto... Al menos me hubieras dejado memorizar tu rostro una última vez, a pesar de que estás grabado a fuego en mi memoria... Es una tontería... Fui demasiado ingenua al pensar que tú me amabas como yo lo hacía, pero en los cálculos fallé y ahora tú te fuiste sin mirar atrás... Y aun desesperada tengo la certeza que no quiero que te vayas, pero tu ausencia tan tangible me demuestra que nada te detuvo. ¡Con qué facilidad te fuiste y escapaste de la realidad!

0 comentarios:

Páginas vistas en total